Falsas acusaciones

Inicio » Reflexiones » Meditaciones » Falsas acusaciones


J.C. Ryle

No debe sorprendernos nunca el oír acusaciones terribles presentadas aun contra los mejores hombres, sin causa. “Si al padre de familia llamaron Beelzebú, ¿cuánto más a los de su casa?” Es una vieja estratagema. Cuando no se puede contestar a los argumentos del cristiano, ni se pueden negar sus obras, el último recurso de los malos es intentar manchar la reputación del cristiano. Si tal es nuestro caso, sobrellevémoslo con paciencia; teniendo a Cristo y una buena conciencia, podemos estar contentos; las acusaciones falsas no nos impedirán la entrada al Cielo. Nuestra afrenta será borrada en el día final.

Todos los derechos reservados.

Extracto de “Mateo, Meditaciones sobre los Evangelios ” por J.C. Ryle. Reservados todos los derechos. Este libro está disponible en Cristianismo Histórico.