template new ibrnb category blog headers sermones selectos segundo

Sermones selectos

Inicio » Sermones selectos

El ejemplo de generosidad de Pablo
13 / 05 / 2013

Dr. Robert Martin


Sirviendo al Señor […] y con pruebas que vinieron sobre mí por causa de las intrigas de los judíos (Hch. 20:19)

Al dirigirse Pablo a los ancianos efesios, y describir el ejemplo de su propio ministerio, conduce la atención de ellos a lo que conocen por experiencia, de primera mano, en cuanto a su coherente ministerio en medio de ellos. «Vosotros bien sabéis cómo he sido con vosotros todo el tiempo, desde el primer día que estuve en Asia» (20:18). Al hablar de cómo se comportó estando en medio de ellos, cita su humildad, su compasión y su generosidad. «Sirviendo al Señor con toda humildad, y con lágrimas y con pruebas que vinieron sobre mí por causa de las intrigas de los judíos» (20:19). Leer más




El ejemplo de compasión de Pablo
13 / 05 / 2013

Dr. Robert Martin

Sirviendo al Señor […] con lágrimas (Hch. 20:19)

Hemos visto que, al describir el ejemplo de su propio ministerio. Pablo dirige la atención de los ancianos efesios a lo que conocen por experiencia y de primera mano. Habla con la plena seguridad de un hombre que sabe que tiene un control sobre sus conciencias logrado por su ministerio coherentemente honorable, idóneo y fiel en medio de ellos. «Vosotros bien sabéis cómo he sido con vosotros todo el tiempo, desde el primer día que estuve en Asia» (Hch. 20:18). Leer más




El ejemplo de humildad de Pablo
13 / 05 / 2013

Dr. Robert Martin

Sirviendo al Señor con toda humildad (Hch. 20:19).

Al describir su forma de conducta entre los efesios, Pablo menciona primero su humildad, su compasión y su abnegación. «Sirviendo al Señor con toda humildad, y con lágrimas y con pruebas que vinieron sobre mí por causa de las intrigas de los judíos» (20:19). En este capítulo, consideraremos la primera de estas virtudes de un ministro idóneo y fiel. Pablo afirma que su presencia y su ministerio habían sido marcados con la cualidad de la humildad. Asevera haber servido al Señor «con toda humildad (tapeinofrosu, nh). Esta palabra no se halla en las litas de vocabulario griego elemental estudiada por los estudiantes ministeriales, pero quizá debería figurar en ellas, porque denota el rasgo esencial de un ministerio que sigue el ejemplo apostólico. Leer más




La predicación ocupa un lugar central en la adoración
7 / 07 / 2011

Pastor D. Chanski

Nuestro estudio se basa en el texto de 2 Timoteo 4:1-4:

«Te encargo solemnemente, en la presencia de Dios y de Cristo Jesús, que ha de juzgar a los vivos y a los muertos, por su manifestación y por su reino: Predica la palabra; insiste a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con mucha paciencia e instrucción. Porque vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oídos, acumularán para sí maestros conforme a sus propios deseos; y apartarán sus oídos de la verdad, y se volverán a mitos». Leer más




Reverencia en la adoración
1 / 06 / 2011

Pastor D. Chanski

Basaremos esta reflexión en el capítulo 12 del libro de los Hebreos, versículos 28 y 29.

El Apóstol escribe: «Por lo cual, puesto que recibimos un reino que es inconmovible, demostremos gratitud, mediante la cual ofrezcamos a Dios un servicio aceptable con temor y reverencia, porque nuestro Dios es fuego consumidor».

Aquí, el texto está diciendo que nuestra adoración debe ir marcada por la reverencia, o temor piadoso, y por el sobrecogimiento. Vivimos en una época en la que la adoración cristiana no suele conllevar estas características. En realidad, podríamos decir que la corriente discurre precisamente en la dirección opuesta. Este es un tiempo en el que la gente habla de guerras de adoración y, en esas supuestas luchas (y con este término quiero decir que existe un gran debate e incluso amplias discusiones sobre la forma en la que deberíamos adorar a Dios), parecería que incluso en medio de tanta argumentación se está llegando a perder de vista este punto tan crucial.
Leer más




Ayuda para los pastores de hoy
Estudio de casos prácticos de Pablo III

21 / 04 / 2011

Pastor Edward Donnelly

Cuando hablamos de 1 y 2 de Timoteo y Tito nos referimos a ellas como epístolas pastorales, pero todas las epístolas de Pablo lo son. Él siempre escribe al pueblo de Dios como pastor, y los pastorea siempre. Toda su teología es una teología pastoral.

Se me ocurrió una idea que el pastor Martin me alentó a llevar a cabo: considerar todas las epístolas de Pablo. Comenzamos a hacerlo el año pasado y, con favor del Señor, seguiremos con ello y veremos la forma en que Pablo pastorea en ellas al pueblo de Dios. Asimismo, veremos cómo podemos aprender de él en este sentido.
Leer más




Ayuda para los pastores de hoy
Estudio de casos prácticos de Pablo II

21 / 04 / 2011

Pastor Edward Donnelly

En este segundo sermón nos dirigimos a Colosenses. Es una de las cartas más cortas que Pablo escribió a la joven iglesia en Asia menor. El fundador y pastor de la iglesia, Epafras, ha visitado a Pablo en Roma y le ha dicho al Apóstol que hay muchas cosas en las iglesias por las que se debe estar agradecido. Sin embargo, estos nuevos cristianos se ven amenazados por el peligro. Se trata de un riesgo potencialmente muy serio y el joven pastor necesita la ayuda de este hombre mayor lleno de sabiduría y perspicacia. Y esta es la respuesta que el apóstol Pablo da al relato que Epafras hace de la situación en la que se encuentra la iglesia en la que sirve. Leer más




Ayuda para los pastores de hoy
Estudio de casos prácticos de Pablo I

19 / 04 / 2011

Pastor Edward Donnelly

El tema general de este sermón es la ayuda para los pastores de hoy. Se trata de casos prácticos tratados por Pablo. Debemos decir que el valor que Pablo tiene para los pastores es algo que siempre se ha reconocido; tres de sus epístolas suelen definirse como «epístolas pastorales». Un pasaje como su discurso a los ancianos de Éfeso en Hechos 20 está lleno de asesoramiento y consejo para los pastores. Y existen otras muchas porciones de sus escritos que tienen un importantísimo valor en lo que a la obra del ministerio pastoral se refiere. En los escritos de Pablo tenemos, pues, un absoluto tesoro en forma de información y dirección.

Pero me parece que hay un aspecto de Pablo que, en cierto modo, se ha descuidado y es el contemplar sus epístolas como casos prácticos en la teología pastoral aplicada. Sería como escuchar una lectura médica por una parte, como estudiante, y por la otra acompañar al médico cuando hace su ronda y observarle junto a cada cama, ocupándose de cada caso individual. Lo que pretendemos con este sermón es aprender de su forma de acercarse a los individuos. Las epístolas de Pablo son lo que se suele llamar documentos aislados. Esto significa sencillamente que no son tratados abstractos de teología. Pablo no dice: «Creo que voy a escribir un tratado de justificación por la fe». Lo que él tiene en mente es un grupo concreto de personas que están moldeadas por la ocasión que surge de un conjunto particular de circunstancias. Como dijo un escritor: «Las epístolas de Pablo eran más habladas que escritas y las comunicaba alguien que paseaba de un lado a otro por una habitación mientras dictaba, viendo con los ojos de la mente a las personas a quienes éstas se iban a enviar».
Leer más




La disposición del pastor
Un amor desinteresado

19 / 04 / 2011

Pastor Eugenio Piñero

Vamos a tener un momento de oración.

Oh Padre,

Te damos gracias por la manifestación de tu poder salvador, en la persona y obra del Señor Jesucristo, que aquello que Él hizo por nosotros en la cruz para salvarnos nos lleve a amarle más, a dar muerte al pecado que todavía permanece en nuestros corazones para que podamos servirte. Ven sobre nosotros hoy y enséñanos algo más de esa disposición con la cual debemos pastorear a las ovejas. Danos pues ese corazón para que manifestemos el pastoreo de Cristo, para el bien de sus ovejas.

Pedimos la unción de tu Espíritu, que tu siervo pueda hablar con amor, con ternura, dependiendo solamente de Ti. Que la exposición de tu Palabra sea para la edificación de tus siervos. En el nombre de tu Hijo amado, te lo suplicamos. Amén. Leer más




La disposición del pastor
Un corazón manso y tierno

18 / 04 / 2011

Pastor Eugenio Piñero

En esta ocasión, continuamos nuestro estudio sobre la disposición predominante con la que el pastor debe realizar la obra pastoral en la Iglesia.

Esta disposición es la que el Señor Jesucristo manifiesta al pastorear a sus ovejas. Debemos imitar el pastoreo del Señor Jesucristo, porque es el patrón perfecto de cómo deben ser pastoreadas sus ovejas. Debemos imitar este pastoreo porque los Apóstoles lo imitaron.

La disposición predominante con la que debemos pastorear el rebaño del Señor Jesucristo consiste en varios elementos esenciales:
Leer más




La disposición del pastor
Un corazón compasivo

18 / 04 / 2011

Pastor Eugenio Piñero

Nuestra suficiencia viene del Señor. Busquemos, pues, el rostro de nuestro Dios.

¡Oh Padre!

Te damos gracias por el Salvador que Tú enviaste para librarnos de las tinieblas y del poder del pecado; al considerar la compasión del Señor Jesucristo, la disposición con la que debemos pastorear a la grey, te suplicamos que Tú nos ayudes a ver algo de su compasión, para que esto nos lleve a ser pastores que sirven a las ovejas con compasión. Ven pues, danos la capacitación que viene de tu Espíritu para oír tu Palabra. Te lo suplicamos en el nombre del Señor Jesucristo. Amén. Leer más




La disposición del pastor
Un corazón de siervo

17 / 04 / 2011

Pastor Eugenio Piñero

La Biblia usa cuadros de la vida diaria para describir la obra de los pastores en la Iglesia. Estos cuadros presentan a los siervos de Dios como pastores del rebaño (Hch. 20:28); también como padres de familia (1 Ti. 3:4). Los presentan como gobernadores de la congregación (He. 13:7 y 13), como centinelas (1 P. 5:2), también como administradores de los misterios de Dios (1 Co. 4:1-3).

La Palabra de Dios no solo describe la obra pastoral, sino que también presenta la disposición con la que los pastores deben realizar esta obra. En esta ocasión comenzaremos a tratar el tema de la disposición predominante del corazón del pastor; esa disposición con la que cada pastor o anciano debe llevar a cabo la obra pastoral. Leer más




El temor de Dios VI
Cómo mantener y aumentar el temor de Dios

12 / 04 / 2011

Albert N. Martin

El temor de Dios es uno de los temas más básicos de las Santas Escrituras. A pesar de ello, es lamentablemente uno de los más descuidados en nuestros días. Un estudiante de la palabra de Dios, maduro y muy capacitado, tuvo la suficiente valentía de hacer la siguiente declaración: “El temor de Dios es el alma misma de la piedad”. En otras palabras, no hay vida de piedad a menos que esté constantemente animada por el alma del temor de Dios. Hemos visto que las Escrituras justifican la conclusión de que el temor de Dios es el terreno que produce la vida piadosa y que la ausencia de este es una tierra en la que solamente puede crecer la impiedad. Siendo este un tema tan fundamental, tenemos que considerar cómo debemos mantener y aumentar el temor de Dios en nuestro corazón. Leer más




El temor de Dios V
Relación entre el temor de Dios y nuestra conducta

12 / 04 / 2011

Albert N. Martin

Vimos en el último capítulo que, cuando el temor de Dios está presente, es porque Dios ha aplicado las bendiciones del Nuevo Pacto compradas por la sangre de Cristo. El temor de Dios es, pues, una bendición que va inseparablemente unida al gozo y a la comprensión del perdón de los pecados. Como alguien dijo, de forma muy hermosa: “El corazón es tímido con un Dios que condena, pero se siente cerca y se aferra a un Dios que perdona”. Hasta que un hombre no conoce el perdón de Dios, basado en la sangre del pacto eterno, nunca conocerá el temor correcto de Dios. Puede sentir terror de Dios; puede tener pánico de Dios; pero ese terror y ese pánico le alejarán de Dios. El temor de Dios se expresa en la toma de conciencia de lo que es el perdón, y es un temor que hace que nos acerquemos más a Dios y que nos aferremos a Él y a sus caminos.
Leer más




El temor de Dios IV
Fuente del temor de Dios

11 / 04 / 2011

Albert N. Martin

Un eminente comentarista de la Biblia dijo: “Es bien sabido que el temor de Dios se utiliza para indicar no solo la totalidad de su adoración sino también afectos piadosos y todas esas cosas y, por consiguiente, toda la religión verdadera”. Este escritor podía decir que, generalmente, cualquiera que conoce su biblia entiende que el temor de Dios se puede utilizar como sinónimo de toda la religión verdadera. Yo creo que el estudio de las Escrituras conduce a esa conclusión. Pero esto también significa que existe una terrible implicación negativa. Si el temor de Dios es sinónimo de toda la religión verdadera, entonces la ausencia del primero indica la falta de la segunda. Leer más